SANTO DOMINGO: Ya enfermo de cáncer y días antes de morir, como si presintiera la muerte, el líder José Francisco Peña Gómez envió un mensaje dirigido a sus adversarios, quienes arreciaron una campaña sucia en su contra con tintes racistas y xenófogos.

“Yo amo a mi pueblo, a mi país. Alo largo de toda mi vida he pagado un precio por eso. He recibido ataques feroces, a veces frontales, a veces con veneno más sutil, como ahora. Pero yo los perdono. Mis adversarios pueden contar conmigo, con mi perdón”. 


Esas fueron las últimas palabras que Peña Gómez dirigió al país a través de un spot de televisión que fue transmitido esos últimos días de la campaña electoral de 1998.

Poco después de 1994 comenzaron los primeros síntomas del cáncer pancreático que le aquejaba. 


La enfermedad cedió después de un tratamiento en los Estados Unidos. Más tarde, el cáncer reapareció. 

Murió de un edema pulmonar el 10 de mayo de 1998 en Cambita Garabitos, San Cristóbal, 6 días antes de las elecciones congresionales y municipales donde se postulaba como síndico de Santo Domingo.

 Después de su muerte el PRD logró mayoría en las elecciones de ese año.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 10 de mayo de 2017