Barahona.- Guillermo Cuevas (Boche), quien tiene su modesta residencia en la avenida Casandra Damirón, a la entrada de esta ciudad, dijo sentirse solo y desamparado.

Dijo que su vivienda techada de tabla y cobijada de zinc cada vez que llueve se le inunda de agua, así como del lodo que arrastran como sedimento las aguas, debido a que debe hacerse un trabajo de drenaje para evitar.

El humilde hombre, quien esta mañana fue observado por reporteros de LALUPADELSUR con un escobillón en manos, junto a su mujer extrayendo lodo y agua desde adentro de la casa, solicitó del ayuntamiento municipal ayudarlo a resolver esa problemática.

Afirmó que no puede dormir tranquilo, porque tiene miedo que las lluvias que caen sobre la región sean más intensas como las que han caído hasta ahora y que a él y su familia les ocurra alguna desgracia.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 17 de mayo de 2017