BANI, Peravia.- Una mujer residente por el play del sector Villa Majega, frustrada porque alegadamente no recibía cariño hogareño, se quitó la vida ingiriendo un insecticida.

Jaylhin Gisel Fuente González, de 30 años de edad y madre de seis criaturas, en medio de un estado depresivo optó por suicidarse ingiriendo un tóxico de desparasitar animales.

Se dijo que la ama de casa se pasó parte del día de ayer domingo ingiriendo bebidas alcohólicas, llegando a perder el control de su estado emocional.

Deja en la orfandad a cuatro niñas y dos niños que al igual que ella recibían las atenciones alimentarias en su casa materna, ubicada próximo al  play de beisbol del barrio Villa Majega, donde su cadáver fue expuesto en velatorio.

Por: Manuel Guillermo Mejía

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 18 de abril de 2017