BANI, Peravia.- En un vertedero improvisado del barrio María del Carmen fue encontrado un infante muerto, hasta el momento se desconoce quien efectuó este hecho.
 
Dos niños del barrio María del Carmen, popularmente conocido como la Paja, se desplazaban por la orilla del río Baní y tras detenerse en un improvisado vertedero, cayeron en la curiosidad de lanzar su mirada al depósito de basura para más luego escarbar y a seguida sorprenderse con la presencia de un infante muerto.

Los muchachos espantados se retiraron del lugar más rápido que inmediatamente y seguido dieron la información en el sector de que en el basurero había una criatura sin vida.

La noticia se corrió y casi medio pueblo llego al lugar para percatarse del hallazgo, que era un producto humano de sexo masculino con 52 centímetro de longitud y de 32 el perímetro encefálico.

El infante tenía unas 24 horas aproximadamente que había sido lanzado en este lugar.

A la escena se presentaron agentes policiales, uno del Ministerio Público y el legista, los que procedieron al levantamiento del cuerpo sin vida, el que fue trasladado en un vehículo policial a la morgue del hospital Nuestra Señora De Regla.

El legista actuante, Walter López ,detalló que por los rasgos del infante la madre fue inducida al parto y que para saber si nació vivo o muerto hay que analizar el cadáver.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 19 de abril de 2017