BANI, Peravia.- La ambulancia que administra el legista Walter López, está fuera de servicio, por lo que se ha vuelto a cargar cadáveres hacia la morgue y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses en Azua, en condiciones denigrantes a la condición humana.

La ambulacia ya lleva más de un mes que no ofrece sus servicios por problemas en su sistema de motor.

Tiene un problema en su bombeo y se requiere de la adquisición de una pieza, que hasta el momento no se ha logrado.

El medio que sirve para transportar víctimas mortales de accidentes, se encuentra averiado en un taller.

Los cadáveres han vuelto a ser transportados en la parte trasera de camionetas, camiones y a veces hasta en motor.

En estos momentos se presentan dificultades cuando hay que retirar cadáveres de las vías públicas o de otros lugares, ya que tampoco la Autoridad Metropolitana de Transporte cuenta con unidades de servicios, ni siquiera para transportar a sus miembros a donde se han presentado casos de accidentes.

La fiscalía se ha inclinado por hacer diligencias con el gobierno para la adquisición de una nueva ambulancia ya que la actual le resulta muy costosa, por las veces que sufre averías en pocos días de servicios.

Por Manuel Guillermo Mejia

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 13 de abril de 2017