POR PRAEDE OLIVERO 

Este querido profesor y extraordinario ser humano José Placido Cabrera, ha sido víctima de la falta de humanidad de la Rectoría de la UASD y de sus altos funcionarios, que sabiendo de su enfermedad lo trataron como material desechable.

El junto a cuatro profesores más, dos muy enfermos, venían siendo objeto de mal trato y discriminación,  ni siquiera una sentencia del Tribunal constitucional a su favor ha logrado que las autoridades respeten sus derechos.

Yo no quisiera verlos con discursos y llanto de cocodrilo, que no compensaran su falta de humanidad, frente a un profesor que se quedó a pie, porque vendió su vehículo para comprar medicina.

Placido junto a Nora, Luciano,  Antonio y Camacho, sometieron a la UASD y al Rector a la justicia porque solo les pagan cerca de la mitad de su salario legal. El Tribunal Superior Administrativo y el Tribunal Constitucional fallaron a su favor, pero la UASD y el Rector desacatan la sentencia, mientras a otros les nivelan los salarios y hasta le ponen demás, a la vez que tienen botellas, dilapidando los recursos.

Antonio y Luciano están muy enfermos, quiera Dios que no les siga ocurriendo lo mismo Placido y los otros cuatro, sufrieron el rechazo, que no se les quisiera ver, recibir,  escuchar, ni respetar sus derechos, pero por la memoria del primero y los derechos de los otros, seguirá la lucha, esperando que no deje morir otro profesor.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 7 de febrero de 2017