BARAHONA: El doctor Víctor Manuel -Vitico- Terrero Encarnación, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida, formuló un llamado a todos los sectores sensatos del país; para que promuevan el uso del condón para evitar las infecciones por VIH, así como otras infecciones de transmisión sexual o los lamentables embarazos no deseados.

Al celebrarse hoy, el día de motivación para uso de condón, Terrero Encarnación aboga para que en la República Dominicana los diferentes sectores del sector salud, se  unifiquen hacia la construcción de una “Política Nacional de Condones”.

Entiende que el preservativo es un elemento indispensable para reducir los índices de prevalencia del VIH, pandemia que cada año aporta aproximadamente 2.1 millones de nuevos casos en el mundo, según datos de la Organización de Naciones Unidas para el VIH y el Sida (ONUSIDA).

Estima que entre otras infecciones por vía sexual pueden controlarse los casos de gonorrea, clamidia, tricomonas y sífilis.

“El país, el sistema de salud y la sociedad serian ampliamente beneficiados si incentivamos entre la población sexualmente activa, con énfasis en jóvenes el uso del condón, porque imaginemos los beneficios que se derivan de controlar los embarazos no deseados y reducir las infecciones en las enfermedades citadas” apunta Terrero.

Nos libraríamos de nuevas “Esperancitas”, el doloroso caso en que una menor perdió la vida, en primer término, porque no usó protección y en segundo, por las trabas que persisten al momento de desembarazar a una mujer por una causa que entendemos justificada.

La motivación para usar condones no es casual, es preciso que se entienda esa verdad; es una necesidad que aportaría beneficios múltiples, al Estado, a las personas y a la sociedad. Nos ayudaría a reducir enfermedades, porcentajes de casos en VIH y embarazos en adolescentes y también reduciría las inversiones en medicamentos por citar solo unos ítems.

El uso generalizado y abierto de los preservativos además ahorraría a miles de familias en el país, largas y tediosas discusiones relativas a embarazos no deseados que contribuyen en la mayoría de los casos a sumir más a nuestras mujeres en la mísera, porque perpetúan esos círculos odiosos y desiguales.

Entiende el director de CONAVIHSIDA, en lo relativo   miseria,  no se equivoca porque quienes más se embarazan son mujeres jóvenes, provenientes de la zona rural y urbano marginal, con escasas posibilidades de acceder a la educación formal. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 13 de febrero de 2017