Por  Alfredo López

El pasado primero de Enero día  de año nuevo realice un recorrido por toda la  ciudad para visitar a Familiares, amigos y compañeros con la finalidad expresa de  felicitarle por la entrada del año nuevo.

Debo decirle que lo que vi en cada barrio,   es preocupante, en todos  encontré señale de las llamadas fogatas que son   fuego de gran tamaño que levanta mucha llama y está hecho con material de fácil combustión, generalmente al aire libre, el material utilizado es madera y en ella se concentran los moradores de ese sector para esperar el año nuevo.

Estas fogatas, se colocan generalmente en las intersecciones de las calles más importante del barrio y quiero decirle que es asombroso el daño que ella  provoca al pavimento, no sabiendo los habitantes de ese lugar, lo costoso que es el asfalto, es preciso señalar que el costo por Metro Cubico de ese material en la planta de producción es de 7,500 pesos, a esto a que incluirle el transporte y la colocación.

No saben los moradores de esos sectores la lucha que históricamente ha librado el movimiento social y popular local  para reclamar en todos los escenarios posibles  la construcción de aceras, contenes  y  pavimentación de las calles,  para   nosotros mismos contribuir con su deterioro.

Es innegable, que la pavimentación de las calles se realiza, prácticamente cada cuatro años es decir cuando se celebran las elecciones generales  en el país, por esa razón es necesario ayudar para la conservación del mismo.

Quiero señalar que estas fogatas provocan daños considerables  al pavimento, daño a la salud y pone en   peligro las viviendas del entorno, por eso es necesario reclamarle a las instituciones competente eliminar esas fogatas  que se realizan mayormente el día treinta y uno de Diciembre

El autor es expresidente del Codia, regional Suroeste

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 10 de enero de 2017