BANI, Peravia.- Los viveros elaborados por la fundación Monte Bonito, para reforestar el plan de Jigüey, avanzan en buenas perspectivas para dentro de muy poco tiempo, poder decir, manos a la obra.

Se trata de unas diez mil plantaciones de árboles propios de la zona.

Dentro de esos árboles se encuentran manaclas y otros que ayudarán a mantener con vida la cuenca de nuestros río Bani y Matabarraco.

La misión de la fundación Monte Bonito, es salvar los afluentes que nacen en nuestras montañas, es decir nuestras fuentes hídricas,

Los viveros lucen lozanos, por lo que la fundación espera tenerlos aptos para la reforestación en tiempo apropiado.

La fundación Monte Bonito dijo que trabaja con mucho entusiasmo y optimismo en el proyecto que se ha propuesto.

Por Manuel Guillermo Mejia

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 11 de enero de 2017