POR RAFAEL MENDEZ
Diputado-Periodista

En la Provincia Bahoruco algunos destacados, y no muy destacados dirigentes, sufren una especie de coma profundo.

Ese tipo de coma profundo, es un caso muy raro, porque opera como un sismo que por suerte, en el caso que nos ocupa, es de baja intensidad.

Su epicentro está localizado en el Municipio de Neiba, que es el Municipio cabecera de la Provincia Bahoruco.

Si consultáramos a Pablo Coelho, nos advertiría que los efectos de ese trastornos se están sintiendo, aunque de manera ligera, en algunas latitudes (personas) de la demarcación del territorio provincial.

Tan generoso seria Coelho cuando nos advertiría que ese tipo de coma profundo es de difícil tratamiento y curación, ya que se trata de “una alteración de la conciencia en su grado más grave”.

Es un “desequilibrio emocional, es una alteración de la afectividad”, nos enfatizaría, como si supiera de actividades en las que se manifestaron esos tipos de actitudes.

Me quedo pensando si ese sismo de coma profundo es contagioso, y como si me adivinaría el pensamiento, el científico de la conducta humana, con énfasis, casi siento que me llamaría la atención:

“Rafael, del sismo de coma profundo opera como un circo, donde hay uno u mas dueños o directores, y hay circenses que ejercen muchos papales en los espectáculos”…No entendí nada…

Al sentir que me quedé en babia, sentí una especie de susurro: “El sismo de coma profundo, como el que sufre tu gente, sólo se sana si el dueño o los dueños del circo se sanan”.

Aaah…”Rafa, tengo un libro que se recrea en un matrimonio que tiene problemas tirantes en sus relaciones, y tiene un niño con un síndrome parecido al que tú me describes, y es que el vástago no se sanará hasta que la pareja no entienda que el problema está en ellos”.

Debes entender, me acotaría el facultativo, que cuando te hablé del dueño o los dueños del circo, es lo mismo con los descendientes de la pareja. Tienen que curarse los cabezas o la cabeza del circo para que esa sanación se derrame en los circenses.

O, como diría el renombrado economista, Don Hipólito, amarrar la macro con la micro para que derrame abajo…guau….

Oooh…Me me querría hablar de otras dolencias mentales o anímicas de las mismas personas, pero me recordaría el problema de espacio en las publicaciones.

Gracias Pablo…yyyy, aunque no me lo dijo, sentí que me exclamaría... …

¡! Paren el PLD en la Provincia Bahoruco…Me Quiero Bajar!!

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 15 de noviembre de 2016