POR ALSY PIMENTEL

El distinguido ministro de Medio Ambiente, ha mostrado muchas preocupaciones por la situación catastrófica de los recursos naturales de las cordilleras Central y Septentrional, ambas ubicadas en el Cibao. Eso se puede entender, puesto que el ministro es "ciabeño desde chiquito"

Sin embargo, la parte Sur de la República, especialmente la Región Enriquillo, está siendo devastada por traficantes de carbón, que llevan mensualmente hacia los anafes haitianos miles de toneladas de carbón vegetal, mientras que otros piratas forestales, con permisos que otorga Medio Ambiente, queman los bosques sureños y exportan carbón a Estados Unidos, Puerto Rico y suplen de carbón las parrilladas de muchos hoteles de las islas del Caribe.

Sería pertinente que los gobernadores, los legisladores, los alcaldes y los funcionarios ambientales de Barahona, Pedernales, Bahoruco e Independencia, invitaran al Ministerio de Medio Ambiente, para que entre sus preocupaciones y planes, incluya la región más olvidada del país!!

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 8 de noviembre de 2016