NUEVA YORK.- Decenas de dominicanos celebraron hasta la madrugada de este miércoles en el Alto Manhattan el triunfo de los dominicanos Adriano Espaillat al Congreso Federal, de Marisol Alcántara al Senado Estatal y de Carmen de la Rosa, a la Asamblea Estatal.

La mayor celebración ha sido por Espaillat, al convertirse en el primer dominicano en llegar al congreso norteamericano, donde se toman grandes decisiones mundiales. 

También han manifestado su regocijo porque dos mujeres, Alcántara y De la Rosa, por primera vez hayan ganado, quedando claro que ya los dominicanos son un poder político en Nueva York.

En los vecindarios de Washington Heights e Inwood se sentía la algarabía y el entusiasmo. Solo se hablaba sobre el electo congresista, que viene a sustituir una leyenda como es Charles Rangel, quien permaneció por más de 45 años en dicha posición.

“Es hora de los dominicanos”, porque somos mayoría en el distrito 13, se escuchaba por doquier.

El nuevo congresista esperó los resultados en el restaurant 809 junto a su soporte político, el concejal Ydanis Rodríguez, y las nuevas funcionarias, además de connotados líderes comunitarios dominicanos.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 9 de noviembre de 2016