Barahona.- Muy discreto, pero Propagas no ha parado los trabajos de su proyecto de ampliación de la envasadora de GLP, que le ordenó parar el Ministerio de Medio Ambiente en esta ciudad.

Obreros fueron observados por reporteros de lalupadelsur trabajando en las instalaciones eléctricas soterradas, debido a que la estructura metálica fue levantada.

Según la provincial del Ministerio de Medio Ambiente, la compañía propietaria de la envasadora de GLP porque no estaba autorizada a realizar el proyecto de ampliación.  

La envasadora está ubicada en la calle Francisco Suberví, próximo a la UASD Centro Brahona y fue ordenada parar el proyecto por director provincial de Medio Ambiente, Luis Piña, acompañado de miembros del SENPA y técnicos de Gestión Ambiental.

Según la institución que protege el medio ambiente y los recursos naturales Propagas no cuenta con los permisos para realizar la ampliación, en violación de la Ley 64-00.

Además, acusó a la compañía de que el material que extrajo, producto del movimiento de tierra, lo depositó sin el más mínimo manejo ambiental, próximo a viviendas, ubicadas en el sector de Punta Palma, poniendo en riesgo la salud de las personas que viven allí.

Algunas calles permanecen bloqueadas por el material arrojado sin control ambiental de ningún tipo.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
sábado, 5 de noviembre de 2016