TOMADO DE  LA VERDAD Y PUNTO

BARAHONA: Un comerciante se quitó la vida al ingerir una sustancia venenosa, hecho ocurrido este lunes, según certificó el legista después de haber examinar el cadáver.

El fallecido respondía al nombre de Julio Secundino Ferreras, de 67 años, residente en calle “F” sin numero de la urbanización Los Maestros de Villa Central.

Según se informó debajo de la cama se encontró una mascota conteniendo en su interior  una nota que dice: “Me mandaron a matar por RD$3,500.00, adiós, conforme ya Raquel?, me mandaron a que me mate por RD$3,500.00, adiós Isaías, conforme ya?, me mando a matar por solo RD$3,500.00, Elier, conforme ya?, me manda amar por solo RD$3, 500.00 pesos, ya conforme, adiós. Siendo mi sudor allá ustedes”.

De igual manera en el baño de su habitación fue encontrado un vaso, color mamey, en el zafacón un sobre blanco de la referida sustancia.

La policía informó  que los familiares fueron cuestionados verbalmente por el procurador fiscal licenciado Manuel Edgardo Cuesta Ramon, quienes manifestaron que todos los apodos que el occiso cita en el escrito dejado por éste, son hijos de él y que éste se encontraba deprimido desde la muerte de su esposa, hace seis meses”.

“En cuanto al cadáver adjunto de lo encontrado en la escena, fue enviado al Instituto Regional de Ciencias Forenses (INACIF), en la ciudad de Azua, para los fines procedentes”, agrega el informe suministrado por el departamento de relaciones pública de la Dirección Regional Sur de la Policía Nacional con sede en esta ciudad, que dirige el mayor José de los Santos Pérez y Pérez.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 15 de noviembre de 2016