Por Samuel Diaz Ledesma.-

Barahona.- En víspera de la conmemoración del Día de los fieles difuntos este venidero miércoles 2 de noviembre, el cementerio municipal (viejo) de esta ciudad está convertido en recipiente de basuras y desperdicios ante la mirada indiferente de las autoridades competentes.

Residentes en el sector La Hortaliza, próximo al campo santo, manifestaron que algunos vecinos lanzan fundas con desperdicio hacia el mencionado lugar.

También es de mucha notoriedad el mal estado en que esta el lugar donde descansan los difuntos, pueden observarse desechos plásticos , malezas, tumultos de ramas y escombros. 

Por otro lado, la sustracción de las cruces y las puertas de las capillas de los nichos están a la luz del día, a pesar de estar un destacamento de la Policía Nacional en el mismo lugar 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 27 de octubre de 2016