Por  Wanda Méndez
 
Santo Domingo: Líderes de Azua se empoderan. Tienen claras sus metas y bien definidas las áreas que ameritan de acciones estatales y privadas para que la provincia se convierta en una potencia turística y económica.

Representantes de los sectores religioso, comercial, educativo, turístico y agropecuario están conscientes que la provincia tiene bastante potencial, pero también limitaciones.

En el Desayuno de LISTÍN DIARIO, que preside su director Miguel Franjul, expusieron sus planes e identificaron sus necesidades, en el espacio “Voces del Sur”. Participaron en el encuentro el senador Rafael Calderón; el rector de la Universidad Tecnológica del Sur (Utesur), Rafael Virgilio López; el sacerdote Duvan López, vicario episcopal de la provincia y párroco de la iglesia El Buen Pastor, de Estebanía; José Santana, presidente del Clúster Turístico; Ángel Ramírez, del Consejo de Organizaciones para el Desarrollo; Ricardo Vílchez y Leonel Lora, presidente y representante  del sector industrial de la Cámara de Comercio y Producción, respectivamente.

En Azua, la Iglesia Católica realiza una labor, no solo en el aspecto religioso y espiritual, sino también social y educativa, enfocada principalmente en la formación de los niños y jóvenes.  El vicario episcopal, Duvan López, enfatiza que el epicentro del trabajo de la iglesia es la formación permanente.

“Estamos inmersos en la educación porque para nosotros la base de la sociedad son los niños y los jóvenes”,  expresó López.

El sacerdote expuso que suscribieron un acuerdo con el Ministerio de Educación para que la Iglesia Católica administre varias escuelas.

Precisó, además, que a través de religiosas hacen una labor social a través de guarderías, donde son llevadas niñas que confrontan dificultades con sus familias  para darles la formación que necesitan. 

Puntualizó que cuentan con una residencia estudiantil, que aloja a jóvenes de las lomas de Padre las Casas,  para que se formen y estudien en colegios. Disponen de un enlace en el extranjero para llevarlos a estudiar fuera y buscarles empleos.

“Se buscan jóvenes de las lomas, viven ahí y luego que terminan el bachillerato en la provincia se traen a la capital a una casa también para pasar a la universidad”, subraya.

Trabajan tanto en la ciudad, como en los campos y las lomas, en el mejoramiento de viviendas, construcción de sanitarios y puentes. “Todo gracias a una frase muy famosa de monseñor José Dolores Grullón, que dice que el mundo hay que dejarlo mejor que como se encontró, y a Azua la tenemos que dejar mejor que como la encontramos”, apunta.

Dice que realizan un trabajo mancomunado con las autoridades municipales, provinciales y nacionales, apoyando todas las iniciativas gubernamentales por el bien de la provincia.

El senador Rafael Calderón presentó un borrador de un plan estratégico de desarrollo 2012-2032, que tiene como eslogan: “Azua: Tierra del sol que apuesta a la cultura, la creatividad y el desarrollo científico y tecnológico”.

El plan tiene entre sus objetivos la promoción de la igualdad de oportunidades, el desarrollo de la estructura productiva con rango competitivo, y el avance de la ciencia y la tecnología con inversiones sostenidas.

Pretende reducir los niveles de desempleo, lograr el ejercicio pleno de los derechos humanos, la unidad y la modernidad de la provincia.

Se proponen concitar la participación directa y consciente de todos los sectores de la comunidad, la asistencia oportuna del Gobierno y de organizaciones nacionales y extranjeras, a fin de lograr el éxito del Plan.

FORMADORA DE PROFESIONALES
 
El rector de Utesur, Rafael Virgilio López, habló del impacto de esa academia y apuntó que constituye una microempresa que beneficia a muchas familias, porque también genera empleos. Identificó las áreas en que los sureños necesitan ser capacitados, para aperturar las carreras necesarias para formar profesionales que demanda la provincia, entre ellas la de turismo y agropecuaria.

“Estamos preparados para asumir ese reto del desarrollo turístico del litoral de Azua”, afirma. Aspiran que todas las carreras sean impartidas de forma gratuita, para beneficiar a estudiantes de escasos recursos, pues 60 por ciento de los inscritos es de la zona rural. Empero, dice que para ello requieren que se le incremente la subvención de 900 mil pesos mensuales que le otorga el gobierno. Señaló que si el Estado le aporta al menos cinco millones de pesos mensuales las carreras serían sin costo. Enfatiza que 30 por ciento estudia con becas otorgadas por diferentes entidades.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 15 de septiembre de 2016