ROMA: El papa Francisco nombró al obispo emérito Rafael Leónidas Felipe y Núñez como Administrador Apostólico de la diócesis de San Pedro de Macorís, al quedar vacante tras ser posesionado monseñor Francisco Ozoria Acosta como nuevo arzobispo de Santo Domingo.

El nuevo Administrador Apostólico monseñor Felipe y Núñez, obispo emérito de la diócesis de Barahona, se le concede los derechos, deberes y poderes que le corresponden a los obispos diocesanos, de acuerdo a las normas del derecho, tomando en cuenta lo que dice en el número 244 del Directorio para el ministerio pastoral de los Obispos “Apostolorum Successores”.

“El sumo pontífice, Francisco, papa por Divina Providencia, por el presente decreto de la Congregación de los Obispos nombra y constituye como Administrador Apostólico “sede vacante” de la mencionada iglesia, hasta que el nuevo obispo tome posesión canónica de la sede, al excelentísimo señor Rafael Leónidas Felipe y Núñez”, indica el comunicado.  

Comparte esta noticia en las redes sociales :
sábado, 10 de septiembre de 2016