Por Benny Rodríguez
bennyrodriguez@gmail.com

Más que nunca Americalatina necesita estar más unidad, sobre todo, aquellos gobiernos surgidos de las mismas entrañas del pueblo que apuestan por la autodeterminación de sus países.

Demos una mirada a los últimos acontecimientos ocurridos en países que giran hacia la izquierda. Es el caso del presidente de Ecuador Rafael Correa, víctima de un intento de golpe de Estado. La derecha ni la burguesía ecuatoriana ha renunciado a eso.

Está el caso de Fernando Lugo, destituido mediante un golpe de Estado por parte del Congreso en un juicio político al que fue sometido por el Senado de la nación sudamericana.

Otro hecho y que los dominicanos fuimos testigos, fue el de Manuel Zelaya, quien estuvo exiliado en nuestro país. El Parlamento de Honduras lo destituyó arrestado y expulsado a la fuerza a Costa Rica por fuerzas militares.

Más atrás, en el 2002, hubo un intento de golpe de Estado en Venezuela. El fallecido Hugo Chávez Frías fue depuesto del poder, asumiendo el entonces presidente de Fedecámaras, “Pedro el breve”, mediante una huelga general que duró más de tres días, convocada por ese colectivo empresarial.

Ahora tocó el turno, luego de una polémica de 9 meses, de intensos y dramáticos procesos del impeachment, en que el Senado de Brasil aprobó por amplia mayoría el golpe de Estado contra la presidente Dilma Rousseff.

La destitución, mediante un golpe de Estado a la presidenta Rousseff, producto de la mentira, legisladores cuestionados y un vicepresidente que asume la dirección del gobierno igualmente cuestionado, se pone fin a varios años de gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).

La derecha y los grupos imperiales están siempre al asecho y no descansaran en contribuir a que mandatarios de Americalatina sean sacados del poder de la forma que sea, no importa si son violentados los derechos y la democracia.

¡América requiere estar más unida que nunca!. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 1 de septiembre de 2016