Jimaní, Independencia.-Todo son promesas que se quedan en el aire, hasta tanto las esperanzas de nosotros se diluyen en el tiempo”. Con esta expresión Alejandro Florián resume la situación de los proyectos de desarrollo para los habitantes de Boca de Cachón, ninguno de los cuales está en funcionamiento.

El Gobierno ha anunciado proyectos agrícolas, ganaderos, de textilería, panadería, crianza de peces y otros para mejorar la vida de las familias que fueron reubicadas en el 2014 debido a la crecida del lago Enriquillo, con la cual perdieron sus predios y medios de vida.

En tanto, la población sigue sumergida en la pobreza ante la falta de empleos y, por ende, de los recursos para satisfacer sus necesidades.

A esto se suma la denuncia de que solo se estaría beneficiando de los empleos públicos a miembros del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que ni siquiera residen en la comunidad.También persiste el hecho de que algunas oficinas de servicios siguen cerradas o sin equipamiento como el mercado, la funeraria, el asilo y los bomberos.

Además no se han sembrado los frutales en los espacios alrededor del proyecto de viviendas aunque, contrario a hace dos meses, ahora están limpios.

Los proyectos. A nivel agrícola y ganadero existen dos iniciativas para los moradores de Boca de Cachón que aún no inician, como son los asentamiento de Cerro Colorao y Los Guzmán.

El proyecto de Cerro Colorao consta de 7,500 tareas en las que se asentarían 300 pequeños productores para sembrar plátanos, habichuelas, guandules, yuca y frutos menores u otros que puedan adaptarse a esa región calurosa, según explicó Florián, quien es secretario del Consejo Permanente de Desarrollo de Boca de Cachón y técnico de educación.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 5 de septiembre de 2016