Por Dr. Ernesto Díaz Álvarez
Director Médico Instituto Dominicano de Cardiología

Dentro de las enfermedades crónicas no transmisibles (cáncer, diabetes, accidentes cerebrovasculares, enfermedades pulmonares crónica y las cardiopatías), las enfermedades coronarias, en su máxima expresión el Infarto del miocardio agudo, es la principal causa de muerte en el mundo, con cifras que oscilan entre 17 a 18 millones de muertes cada año.

El síntoma clásico o característico es un dolor torácico opresivo de localización retroesternal que se irradia a la cara anterior del tórax, a los brazos, al cuello, la mandíbula y la región interescapular.

Lo describen los pacientes como una quemazón que va aumentando progresivamente, de una duración variable que puede ir de minutos a horas y que usualmente se acompaña de dificultad para respirar y sudoración profusa;  aumentando con cualquier causa que incremente el consumo de oxígeno del corazón, como el ejercicio y el estrés. 

Existen otras causas que pueden producir dolor torácico, como una pericarditis (inflamación de las capas que envuelven el corazón), también puede presentarse un dolor torácico de origen neurógeno, usualmente de localización costal (pared lateral) y que sigue el trayecto del nervio afectado; puede ser muy intenso y durar varias horas o días.

Dolor osteomuscular, principalmente de localización  costal y retroesternal, muy frecuente en personas jóvenes y preferiblemente en mujeres, de origen muy variable que puede ser ocasionado por el peso de las mamas, posiciones inadecuadas para dormir y trabajar y otros; aumenta con el estrés y se diagnostica con una palpación vigorosa en las zonas paraesternales.

También existe el dolor retroesternal de origen esofágico, muy parecido al patrón coronario y que está relacionado con reflujo gastroesofágico.

Y finalmente el dolor torácico de origen psicógeno, usualmente relacionado con factores emocionales como la neurosis, la ansiedad y la depresión, con presentación  predeterminante en gente joven.

Recomendamos en caso de dolor torácico realizar un electrocardiograma y de ser necesario, la determinación de marcadores biológicos de necrosis miocárdica como la enzima creatinfosfoquinasa (CPK) y de los valores de   troponina. Si estos valores están normales se puede proceder con más calma y tranquilidad.

TOMADO DEL LISTIN DIARIO

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 16 de septiembre de 2016

premios de oro

premios de oro

servicios odontologicoS

SENADOR EDDY MATEO

SENADOR EDDY MATEO

PUBLICIDAD CEMEX

PUBLICIDAD CEMEX

DORIS FELIZ

DORIS FELIZ

PUBLICIDAD PRAEDE OLIVERO

PUBLICIDAD PRAEDE OLIVERO
Yo no me rindo..Aqui no se rinde nadie...Todo por Barahona

UCATEBA

UCATEBA

PUBLICIDAD CONAVIHSIDA

Buscar este blog

Cargando...

SIGUENOS EN LAS REDES

Facebook
Twitter

catedral santa cruz

catedral santa cruz

cañon de barahona

cañon de barahona

CASANDRA DAMIRÓN

CASANDRA DAMIRÓN

iglesia catolica

iglesia catolica

antiguo remolcador

antiguo remolcador

Obispado de barahona

Obispado de barahona

SEDE PRESIDENCIAL 1913

SEDE PRESIDENCIAL 1913

INGENIO BARAHONA

INGENIO BARAHONA