Por Rafael Vásquez

AZUA: El niño que pesó 5.3 libras es hijo de una menor de 16 años quien dio a luz la criatura en el Hospital Taiwán de esta provincia sureña.

Doritza Rossó directora del centro de salud informó que este caso será investigado por el departamento de pediatría, para determinar qué pudo causar la deformación de la criatura. 

Según rumores se atribuye la causa por la que el niño nació con esa deformación a que la joven madre supuestamente tomaba pastillas con el propósito de abortar la criatura.

Por el momento, el bebé está fuera de peligro ya que a pesar de sus extremidades faltantes, todos sus órganos se encuentran bien. 

La nueva gobernadora Provincial, Walki Feliz, visitó a familiares del bebé para ofrecer todo el apoyo y ayuda que sea posible.
  
Fotos de Sony Lara

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 2 de septiembre de 2016