Santo Domingo: Para las personas que viven en condiciones de pobreza y en zonas susceptibles el crédito supone un aumento en la calidad de vida de los mismos, en especial, en individuos que se dedican a la agricultura, los pequeños negocios y a las madres y padres que levantan sus familias sin sus cónyuges.

La Fundación Sur Futuro decidió en año 2004 incorporar en sus proyectos el programa de Microcréditos, como una herramienta de financiamiento para ofrecer recursos económicos y asesoría técnica a los micros y pequeños empresarios que por no ser sujetos de crédito, tenían dificultades para acceder a los beneficios de la banca formal.

La entidad que cuenta con una experiencia de 15 años en la vida nacional sostiene que fomentan a los comunitarios el lema del fácil acceso al préstamo, y orientado a un mercado heterogéneo.

El programa es ejecutado en los municipios de Padre las Casas, Guayabal, Las Yayas y Tabara Arriba de la provincia de Azua; Bohechío y Guanito de San Juan; Vicente Noble, Cabral y Peñón de la provincia de Barahona; Cristóbal en la Provincia Independencia y en los municipios de Neyba, Galván, Los Ríos y Tamayo, en la provincia Bahoruco.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 30 de agosto de 2016