POR MAYOBANEX DE JESUS LAURENS

 Es así. Cada campaña sucede lo mismo, llaman a los dirigentes medios a dirigir las tropas de sus Comités Intermedios, les asignan las complicadas y agotadoras tareas proselitistas, llenan de gente cada actividad, coordinan, dirigen, procuran que todo salga bien, garantizan que los presidentes de comités de bases lleven la gente a votar el día de las elecciones, ganan todas sus mesas electorales y…”luego quedan como piezas de museo…puros tontos útiles, solo con valor de uso”…

Habíamos abrigado la esperanza de que esta vez fuera distinto, a sabiendas que teníamos en la provincia y en la región a un líder sensible, humilde, diligente, dispuesto siempre a resolver, capaz de gestionar las oportunidades de los compañeros presidentes de intermedios y de los comités de bases, así como de todos los miembros de esos organismos de dirección peledeísta…

Sí…con José del Castillo como ministro, con buena posición gubernamental y espacio de apoyo en el gobierno, hubiéramos tenido la esperada oportunidad de poder contar con la fuerza de apoyo de los compañeros de las bases del PLD para oportunidades de empleos, impulsar el desarrollo de la provincia y la región, llevar soluciones a los barrios con programas comunitarios y otras acciones.

José del Castillo, se convirtió en la gran esperanza de la región Enriquillo para el PLD. Los peledeístas se integraron a trabajar bajo su liderazgo, esperanzados en que su influencia pudiera servir para que las oportunidades llegaran a los intermedios, a los comités de bases y a la militancia del partido morado y a las provincias de la región Enriquillo.

Aún sin haber sido colocado en una posición de principalía, todavía la base peledeísta abriga la esperanza en José del Castillo, pues se ganó el cariño de toda la dirigencia del PLD por obrar como un verdadero líder para con los compañeros del partido oficialista en Barahona y la región Enriquillo.

Sin José del Castillo en el escenario político, los morados de Barahona, Pedernales, Bahoruco e Independencia seguirán siendo “tontos útiles”, solo con valor de uso cada cuatro años, para ayudar a ganar elecciones”.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 24 de agosto de 2016