POR EDGAR AUGUSTO FELIZ MENDEZ

Hombre de pensamiento político profundo, nunca claudicó ante sus principios, uno de los políticos dominicanos más brillante de los últimos cincuenta años, mártir y paladín de la democracia, el país pierde uno de sus grandes hombre y de los políticos más consagrado en la lucha por los mejores intereses de la nación. 

Paz a su alma, nos unimos al dolor que embarga a la familia De Camps Jiménez y al país!!! 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
sábado, 27 de agosto de 2016