Por Juan Tomás Olivero

Doña Ligia o la Maestra Ligia Amada Melo de Cardona, podrá ser rosca izquierda, intransigente, apabullante en su trato, terca como una mula y obcecada con lo que piensa y cree. Pero, racista y discriminadora social, no y no.

En el 2003 por más de 15 tarde-noche junto a Félix Almonte y, por la negativa del Director de entonces de la Escuela de Comunicación de la UASD, tuve la obligación en mi condición de Coordinador de Cátedra de la Escuela, de asumir con ella una jornada de más de 50 horas de trabajo  en su casa para actualizar planes de estudios y programas en el marco del rediseño Curricular de la Facultad de Humanidades, del cual ella era su directora.

Trabaja duro, es exigente y le gusta la perfección. Es  una mujer, que como anfitriona, hay pocas: un ser humano con un temperamento jocoso, alegre, tierno, los chistes les brotan de forma espontánea, pies en piso descalzo, de atención sin inhibición.

Conocí en esa época su parte humana y de calidad, que no tiene nada que ver con ese rostro duro e impenetrable que mal  vende como carácter de  imagen a la opinión pública.

He tenido enfrentamiento con ella en su percepción sobre los derechos  institucionales de la UASD y su primacía constitucional como única institución Estatal Pública. Creo ser de los pocos  profesores que con dureza le ha enfrentado en su visión en materia de inversión pública en Educación Superior.

He cuestionado la influencia que tienen sectores neoliberales de la educación Superior del MESCYT en ella, pero,  ni por asomo creo que haya en su pensamiento un contenido elitista-racial, que es hacia donde le quieren llevar grupos económicos y empresariales de la educación  superior privada.

Un grupo de mujeres en los años 70s-80s que fueron directoras de la Escuela de Pedagogía  y decanas de la Facultad de Humanidades, entre ellas, doña Ligia; trataron de construir un imperio matriarcal académico  conocido entre los Uasdianos como el reino de las Moñúas.

El signo distintivo que como rasgo descollante de este linaje de mujeres poderosa fue: un pajón como un nido  de lianas, greñas en afro y copiosas cabelleras en total desarreglo y, un dedo índice contestatario sobre el rostro varonil violento. Mostraron su vanguardismo académico y social  de la época con sus greñas  y soberanía de género como  actitud hacia el poder.

Tal vez, doña Ligia le hirió y no lo dudo. Quizás la ignoró y la hizo sentir mal. Y aún, más, quién sabe si fue irónica y se sintió lastimada Fátima González la solicitante de la beca, recurso juguetón chimbo, éste,  de doña ligia que no siempre le sale bien. 

Ahora, en el alma de Ligia Amada, no hay maldad racista-elitista y lo digo por  mi experiencia como alumno de maestría y haber trabajado académicamente con ella en la UASD y la Universidad Mundial Dominicana-Barahona (monográficos).

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 5 de agosto de 2016

eddy mateo

eddy mateo

LA JO

LA JO

d pillay full drink

d pillay full drink
Lo mas acojedor en Barahona Tel. 809 524-9655

OHELMIS SANCHEZ

OHELMIS SANCHEZ
Director-Administrador y co-Fundador de Ecos del Sur

CONAVIHSIDA

CEMEX

CEMEX

GOBERNACION DE BAHORUCO

GOBERNACION DE BAHORUCO

DORIS FELIZ

DORIS FELIZ

micro-cyber yoan

micro-cyber yoan

revista de politica

revista de politica

MANUEL DE LA CRUZ

MANUEL DE LA CRUZ

Buscar este blog

SIGUENOS EN LAS REDES

Facebook
Twitter

catedral santa cruz

catedral santa cruz

cañon de barahona

cañon de barahona

CASANDRA DAMIRÓN

CASANDRA DAMIRÓN

iglesia catolica

iglesia catolica

antiguo remolcador

antiguo remolcador

Obispado de barahona

Obispado de barahona

SEDE PRESIDENCIAL 1913

SEDE PRESIDENCIAL 1913

INGENIO BARAHONA

INGENIO BARAHONA