Por  Benny Rodríguez

Barahona.-  El Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Barahona, descargó de las imputaciones de robo a un obrero del Consorcio Azucarero Central (CAC), a quien los arrendatarios del ingenio Barahona incoaron una querella por la sustracción de unos cables eléctricos que accionaban un motor que es utilizado para el refinar azúcar.

El Tribunal Colegiado, de la Cámara Penal, del Juzgado de Primera Instancia, compuesto por los Jueces Juan Francisco Carvajal Cabrera, presidente; Nicio Antonio Medina Figuereo y Luis Eugenio Pérez Vólquez, encontraron elementos suficientes para descargar a los obreros del CAC Francis Alexander de los Santos Garden y Wascar Andrés Peña Féliz.

Ambos imputados, fueron defendidos por los abogados Hugo Francisco Gómez Pérez, Alcides Moisés Acosta Peña y el segundo por Robert Pérez Cuello.

Testigos que acudieron al tribunal argumentaron que los imputados no cometieron los hechos, los cuales estaban siendo procesados por asociación de malhechores, robo y robo asalariado, en virtud de las disposiciones contenidas en los artículos 265, 266, 379, 381, 386.3, del Código Penal Dominicano.

El supuesto robo ocurrió la madrugada del pasado 12 de enero del año 2015 y que, supuestamente, los imputados sustrajeron unos cables  de motor que son utilizados para el refinamiento de azúcar, por parte del Consorcio Azucarero Central.

La fiscal Yocasta R. Báez, quien representó al Ministerio Público, solicitó al Tribunal una codena de cinco años de prisión para ser cumplidos en la cárcel pública de Barahona.

El Consorcio Azucarero Central, arrendatario del ingenio Barahona, representado por su presidente Virgilio Pérez Bernal, tenía como abogados a Carlos Julio Féliz Vidal, Aquino Marrero Florián y Karen Fabricia Galarza Leger, solicitaron al Tribunal condenar a los dos imputados a cinco años de prisión, así como al pago de una indemnización de 950 mil pesos a favor del CAC, debido a los daños materiales y morales causados a la empresa local.

Sin embargo, el tribunal no encontró elementos suficientes que le llevaran a la pedida condena y optaron por absolverlos de todos los cargos, así como descargarlos de toda responsabilidad penal, ordenar el cese de cualquier medida de coerción en su contra, rechazando las pretensiones civiles solicitadas por el CAC. Compensando las costas del procedimiento a los arrendatarios del ingenio Barahona.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 26 de agosto de 2016