POR JUAN FRANCISCO MATOS

BARAHONA: No obstante, sentimos su presencia espiritual cada vez que estamos inmersos en nuestro trabajo periodístico (frente al computador redactando notas, en ruedas de prensa, buscando noticias en la calle, entre otras actividades relacionadas con esta importante área).

Este gran amigo y colega, estuvo junto a nosotros hasta la noche del 10 de diciembre de 2014, hace este miercoles 10 de agosto, de 2016, un año y ocho meses. 

Esa noche, un infarto cardíaco fulminante se lo llevo físicamente de nuestro lado, pero su espíritu siempre está junto a mosotros, cuando realizamos nuestras actividades periodísticas.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 10 de agosto de 2016