Barahona.- Caficultores de la Región Enriquillo han abandonado sus fincas y han optado por irse a las ciudades urbanas, debido a la situación de crisis por el que atraviesa ese importante motor de la economía local y nacional.

La revelación la hizo el agrónomo Andrés Gómez, director regional del Consejo Dominicano del Café (Codocafe), quien afirmó que miles de tareas de café están en malas condiciones, pero que están siendo renovadas.

Gómez, entrevistado en el programa “Impacto Mañanero”, que se difunde de lunes a viernes en horario de 8 a 10 de la mañana por la emisora Maravillosa 89.7, dijo que esa situación afecta entre 450,000 y 470,000 tareas, disminuyendo la producción del grano aromático.

Sin embargo, dijo que en los últimos tres años se introdujo una nueva variedad conocida como Catimor, que es resistente a la roya, la que junto a otras enfermedades que ataca el café, ha sido la responsable de diezmar su producción, que ha comenzado a impactar positivamente.

“De entre 460,000 y 470,000 tareas que hay que renovar apenas hemos podido renovar 70,000; es decir, hemos recuperado apenas un 14.5% del total”, afirmó Gómez ante las preguntas formuladas por los conductores del referido espacio radial.

El expresidente de la Asociación Nacional de Profesionales Agropecuarios (ANPA), dijo que muchas tareas se han perdido, debido a que los pequeños y medianos productores de café han sembrado otros cultivos: maíz, guandules, yuca, entre otros, para poder subsistir.

Dijo que el Gobierno debe ser el más interesado en conservar el cultivo de café, ya que no solo contribuye a mejorar económicamente a sus productores y al país, sino porque se trata de un cultivo que contribuye grandemente a la producción de agua.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 9 de agosto de 2016