BANI, Peravia.- Un hombre de 45 años se ahogó al caer en una pileta tras sufrir un ataque de epilepsia en su residencia ubicada en la cuidad de Baní.

El fallecido fue identificado como Luis Javier Martínez, alias Moreno, de 45 años, a causa de bronco aspiración, asfixia por inmersión y trauma en el cráneo, según el diagnóstico del médico legista, y cuyo cadáver fue encontrado por sus familiares dentro de una pileta de agua que está en el patio de su residencia, número 14 en la calle Ana de Pravia del sector Peravia.

De acuerdo a las declaraciones de un hermano del fallecido, su pariente, quien padecía epilepsia y estaba aquejado de otra enfermedad, el día de su fallecimiento se encontraba compartiendo con otros familiares en el frente de la casa y luego Martínez, alias Moreno, se trasladó al patio de la casa, dejando a su hermanos preocupados; minutos después al ver que no regresaba, fueron a buscarlo, encontrándolo en las condiciones ya descritas.

Moreno, como le decían en Peravia, era hijo de un reconocido panadero, fallecido, conocido como Pingüe, quien vivió por muchos años en el sector Villa Majega.

El cadáver fue enviado hacia la oficina regional del Instituto Nacional de Ciencias Forences (INACIF), en Azua para los fines de necropsia mandatorios.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 26 de agosto de 2016