Por José Manuel Medina
Tomado de El Siblo

Azua.- El Instituto Nacional de Ciencias Forenses de aquí (Inacif), certificó que la empresaria barahonera, Mariluz Pérez, fue muerta asfixiada, no por las puñaladas y los golpes contusos que le infirieron sus verdugos.
 
Hace un poco más de un mes que desconocidos penetraron a la residencia de la propietaria del hotel El Gran Marquiz, y la asesinaron, creando una gran consternación en el municipio de Barahona.

“Asfixia mecánica por comprensión de estructuras del cuello”, dice el informe del Inacif, firmado por la patóloga Ana Sánchez Romero y la forense Katiuska Ferreras.

El mecanismo de la muerte de la señora Pérez fue calificada como hipoxia cerebral o insuficiencia respiratoria.

Los médicos forenses explicaron en su informe que la empresaria tuvo una muerte violenta, ya que además de ser asfixiada, recibió por lo menos diez estocadas en la cabeza.

Además, recibió golpes contusos en diferentes partes del cuerpo por su agresor o agresores.

Por el caso hay una persona presa con ocho meses de medida de coerción, pero continúan las investigaciones para determinar si hay más implicados en la muerte de la empresaria.

El fiscal de Barahona, Yván Ariel Rubio Gómez, prometió continuar las investigaciones en el caso, para apresar y someter a la justicia a todos los implicados en el horrendo crimen.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 2 de agosto de 2016