PAKISTAN:  El crimen de Qandeel Baloch, conocida como la 'Kim Kardashian' pakistaní, generó un fuerte rechazo e inició en todo el mundo un gran debate sobre la violencia en contra de las mujeres. 

La noche del pasado viernes, Baloch fue estrangulada por su propio hermano, luego de que este se enfadara por el tipo de fotos y videos que ella había publicado en Internet. Wasim Baloch huyó de la escena del crimen, pero posteriormente fue detenido por la Policía, según informa el diario local 'The Express Tribune'.

Las autoridades se mostraron impresionadas con el poco arrepentimiento que mostró Baloch por lo ocurrido. Según el informe, la Policía ha presentado un video en el que el asesino habló sobre el crimen. "No me arrepiento. Por el contrario, estoy orgulloso de lo que hice.La drogué primero, después la maté", declaró el hermano de la víctima.
 
Finalmente, el asesino confeso aseguró: "Me he ganado un lugar en el cielo, al aliviar la agonía de mis padres y la de mi familia". "Ella estaba deshonrando a nuestra familia". Baloch reconoció además que es adicto a las drogas, pero que se encontraba "en sano juicio" cuando cometió el crimen.

El caso fue catalogado por la Policía pakistaní como un 'crimen de honor' y ha suscitado una ola de indignación en todo el país, donde cientos de mujeres mueren cada año a manos de personas que alegan que sus parientes han 'deshonrado' a la familia.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 19 de julio de 2016