POR JUAN TOMAS OLIVERO

Filósofos y pensadores han tratado de entender o por lo menos de  explicar el sentido de la existencia humana, y de manera fundamental, ese enigma llamado vida que con un simple perfil o una ficha policial,  es valorada como útil o no, con derecho a decidir si sigue existiendo.

En 1942 Albert Camus, expresa en su novela El extranjero y la Náusea una noción filosófica del absurdo, que va más allá de lo carente de lógica. Lo describe como “un sentimiento que procede del divorcio entre el hombre y el mundo, y que le genera la pérdida de toda esperanza”. Esta pérdida de esperanza en el caso de la seguridad ciudadana, en la mentalidad policial,  se expresa irónicamente,  como un sin sentido de más de 20 siglos de preguntarse: ¿qué es el hombre y de donde viene? ¿Cuál es el sentido de la vida? Todo parece que Platón, Sócrates, Aristóteles, Kant, Hegel y desde Kierkegaard hasta Sartre  perdieron su tiempo  en teorías y pensamientos vacíos, en el que buscaban un sentido de la existencia y la vida; visto así, desde la perspectiva de la mentalidad policial.

El fin último del hombre, del ser y la vida ¿Cuál es? Siglos de meditaciones la policía dominicana lo tiene resuelto sin muchas epistemologías o hermenéuticas. Basta con una ficha, un intercambio de disparo, una redada, o  perfil sospechoso; razones estas  más que suficientes para aplicar la doctrina  de la legítima defensa, el constreñimiento o estado de necesidad con un intercambio que vomita tiros en una sola  dirección, la del sospechoso. Para los defensores de este método, Kierkegaard era un disparatado, cuando decía: “mirar al otro como un ser dueño de su misma existencia”.

El Quijote de los derechos humanos  desde su comisión   plantea que la ley recién aprobada sobre reforma de la policía es inconstitucional, porque desnaturaliza esa institución, convirtiéndola en  un cuerpo armado.  ¿Quién es el inconstitucional, la posición del Dr. Manuel María Mercedes  o el proyecto de ley recién aprobado?

Aunque parezca un absurdo, el reclamo de la Comisión de los Derechos Humanos y su presidente, es la posición constitucionalmente  contradictoria con el texto de la norma constitucional en su artículo 255, que dice: .- Misión. “La Policía Nacional es un cuerpo armado, técnico, profesional, de naturaleza policial, bajo la autoridad del Presidente de la República, obediente al poder civil, apartidista y sin facultad, en ningún caso, para deliberar”.

Ahora, ¿a que intereses obedeció en la reforma constitucional del 2010, constitucionalizar la policía, integrándola al texto constitucional?  Esta acción absurda de reforma colocó la policía en el  mismo plano de jerarquía, siendo ella dependencia, con el   Ministerio de Interior Policía que es su estructura jerárquicamente superior; además,  de establecer de forma bárbara su naturaleza de cuerpo armado e igualándola con el estamento militar.   Esta realidad absurda y aberrante  es la verdad jurídico-constitucional  de la institución llamada a ser un cuerpo civil para el servicio y la seguridad ciudadana.

El tollo  no está en la ley, sino  en la Constitución que tenemos. Con esta traba normativa, no hay posibilidad de una verdadera reforma policial y de una ley apropiada a su naturaleza, sin antes pasar por una modificación de la constitución en su art.255.  El problema  de alcanzar un ideal de institución policial es más que de tecnologías, salarios, vestuarios, equipamiento, entrenamiento, generalatos, ley orgánica, insignias y escalafón. Es vital una transformación en la mentalidad policial de respeto hacia la dignidad de la persona humana, para poder entender su naturaleza y función; acompañada, necesariamente, de una doctrina de ingreso y permanencia en correspondencia con  la primacía de su  naturaleza civil que le es propia.

No habrá éxito en la reforma, sin antes descontitucionalizar la policía, en otras palabras sacarla del texto constitucional.

“Sólo quien conoce las causas de los fenómenos puede preverlos, y estará por ello en condiciones de dirigir y organizar el trabajo humano” (Aristóteles).

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 29 de julio de 2016

CLUB ROTARIO

CLUB ROTARIO
El Club Rotario de Barahona presenta a la prestigiosa artista Dominica y embajadora del violín a nivel mundial Aisha Syed, en su magnifico concierto ‘’Tocando con el Corazón’’ a beneficio de nuestros jóvenes deportistas de la región. No te lo pierdas!

servicios odontologicoS

gobernador debahoruco

gobernador debahoruco

publicidad ecoPetroleo

publicidad ecoPetroleo

PARA PUBLICIDAD CORREO DE ECOS DEL SUR

PARA PUBLICIDAD CORREO DE ECOS DEL SUR
ohelmissanchez@gmail.com

SENADOR EDDY MATEO

SENADOR EDDY MATEO

PUBLICIDAD CEMEX

PUBLICIDAD CEMEX

DORIS FELIZ

DORIS FELIZ

block khoury

block khoury

PUBLICIDAD PRAEDE OLIVERO

PUBLICIDAD PRAEDE OLIVERO
Yo no me rindo..Aqui no se rinde nadie...Todo por Barahona

PEÑA RUBIO

PEÑA RUBIO

UCATEBA

UCATEBA

VICTOR E. SANTANA

VICTOR  E. SANTANA

PUBLICIDAD CONAVIHSIDA

ESCUCHE POR MARAVILLOSA

ESCUCHE  POR MARAVILLOSA

cac

cac

Buscar este blog

Cargando...

SIGUENOS EN LAS REDES

Facebook
Twitter

catedral santa cruz

catedral santa cruz

cañon de barahona

cañon de barahona

CASANDRA DAMIRÓN

CASANDRA DAMIRÓN

iglesia catolica

iglesia catolica

antiguo remolcador

antiguo remolcador

Obispado de barahona

Obispado de barahona

SEDE PRESIDENCIAL 1913

SEDE PRESIDENCIAL 1913

INGENIO BARAHONA

INGENIO BARAHONA