Por Rafael Feliz /José Miguel Medina Tejeda

JIMANÍ: Amas de casa, ganaderos y residentes en la comunidad  Boca de Cachón, denunciaron las dificultades por la que atraviesan en esa zona de la frontera.

Juana Cuevas Matos, Carmen Ferreras y Fausto Novas Florián, dirigentes comunitarios deploraron que familias enteras están emigrando del nuevo proyecto de viviendas construido en Boca de Cachón  por el presidente Danilo Medina, a los desalojados del lago Enriquillo, por el abandono de las autoridades que representan al gobierno en esa demarcación.

Revelaron que los parceleros del proyecto agrario AC-129 no están produciendo los alimentos de sus familias por la falta de apoyo de las autoridades.

Otras dificultades que tienen los moradores del nuevo Boca de Cachón, son la falta de luz eléctrica, agua potable, agua para el regadío, la sobre población de estudiantes en las aulas de la escuela y la inoperancia de los servicios médicos.

Aseguraron que por la falta de pastos, agua y medicamentos mas de 1,500 reces han muerto en los últimos días.

A los productores de leche Alejandro Florián, Ignacio Trinidad, Moisés Novas, Nicolás Novas, Confesor Novas, Antonio Florián y a una decenas más de ganaderos se les mueren sus reces.

Manifestaron que  se cansaron de hablar con el gobernador de la provincia independencia, Profesor Vianey Medina, para que juntos buscaran una solución a los problemas señalados, pero que ese funcionario se negó a prestarles las ayudas requeridas.

Los ganaderos, amas de casa, agricultores y residentes del nuevo Boca de Cachón, señalaron que el gobierno debe intervenir para evitar la desaparición por completo de cientos de familias que fueron alojadas en el complejo habitacional, las que padecen de todo tipo de dificultades.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 13 de julio de 2016