ESTADOS UNIDOS: Participaba del campeonato mundial de levantamiento de peso muerto. Pero lo que nunca imaginó Eddie Hall era que quien podría haber terminado muerto era él, cuando se convirtió en el primer hombre en alzar 500 kilogramos durante el torneo ante la sorpresa de todos los presentes.

Conocido como "La Bestia", Hall se desmayó luego de levantar media tonelada y generó angustia entre los presentes. Un grupo de colaboradores y médicos se acercaron al gigante de Stoke-on-Trent (Gran Bretaña) para atenderlo, mientras la preocupación en el público crecía. Por suerte, el susto duró unos pocos segundos, cuando el animador del evento elevó sus brazos señalando que el hombre estaba en buen estado.

Según el diario inglés DailyMail el esfuerzo causó que venas de su cabeza "explotaran" y por eso perdiera el conocimiento. Él mismo confirmaría la presión sanguínea extrema a la que se sometió en diálogo con diversos medios británicos.

"Eso casi me mata. La presión en mi cuerpo era surrealista. Luego me desmayé. Sangré por la nariz. No es saludable hacer algo así. Pero lo hice. Estoy seguro de que estará en los libros de historia por mucho tiempo", indicó Hall en declaraciones a Yorkshire Post.

De 28 años y 1,90 metros, Hall está casado con Alexandra y tiene dos hijos: Layla y Maximus. Hasta el momento, fue el único capaz de levantar 38 kilogramos más que sus rivales durante la contienda. En su cuenta de Twitter, escribió y aprovechó para hacer una publicidad: "El levantamiento que decían que era imposible, fue posible por Proteínas Dynamix".

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 12 de julio de 2016