POR OMAR MEDINA

 BARAHONA.- El presidente de la Alianza Estratégica para el Desarrollo Sustentable de la Provincia de Barahona aseguró que la falta de una planta de tratamiento a contribuido constantemente a que las materias fecales contaminen las aguas del mar Caribe.

El doctor Julio Vargas señaló que cuando Barahona fue declarado “Cuarto Polo Turístico” 1983 durante el Gobierno de Salvador Jorge Blanco se inició la construcción del sistema cloacal, cuya planta de tratamiento permanece abandonada en los terrenos de Saladillas.

“Aquí no se está haciendo nada para desarrollar esta región en el aspecto turístico, no existen posibilidades porque un turista que venga y se dé cuenta de esa situación no volverá más a esta zona por la falta de inversión, pienso que las autoridades nos están vendiendo “gatos por liebres”, indicó Vargas.

Vargas lamentó que hayan transcurrido 33 años y la obra no haya sido terminada por los distintos gobiernos, al tiempo de asegurar que esta ciudad enfrenta un grave problema, el cual radica en el cúmulo de desechos sanitarios que caen sobre la costa marina.

Argumentó que la planta nunca ha funcionado, pero que en ese entonces los sectores de la parte alta fueron conectados a las tuberías cloacales, las cuales depositan toneladas de esas materias orgánicas en los manglares y arrecifes ubicados detrás del matadero municipal de aquí.

Dijo que todos los corales marinos desde el hotel Guarocuya hasta Saladillas sufren severa contaminación porque reciben una materia que va en contra del desarrollo de la vegetación marina de esos lugares y de los peses que vienen a los manglares en busca de alimentos, los cuales están totalmente contaminados.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
sábado, 2 de julio de 2016