BANI, Peravia.- La calle Beller se ha convertido en un infierno para todos los que residen en su entorno, con los ruidos, las molestias y cantidad de vehículos pesados que pasan a todas horas de oeste a este.

A esta situación de desasosiego se le agrega la abundancia de hoyos y maleza en todo el tramo vial.

Los residentes por la calle Beller, dicen que le han robado la paz y la tranquilidad.

Aseguran que además de los altos ruidos de los vehículos pesados que se dirigen por esta dirección, sufren la contaminación ambiental del dióxido de carbono que estos expiden.

Moradores de la calle Beller esquina Mella, llamaron al espacio Visión Matinal, para denunciar que las canaletas de hierros colocadas en el badén, frente al Banco de Reservas, al pasar los vehículos pesados, levantan un ruido que no los deja conciliar el sueño de la noche.

Abogaron por una acción de las autoridades de Obras Públicas y del Ayuntamiento, que tienda a devolverle la tranquilidad perdida.

Por Manuel Guillermo Mejia

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 1 de julio de 2016