POR FAUSTINO REYES DIAZ

Tamayo.- El Centro de Desarrollo Sostenible (CEDESO),  con el auspicio  del Fondo  de las Naciones Unidas para la Democracia (UNDF), lanzó el proyecto “Hacia una Cultura Política, basada en Derechos para la Participación de la Población Dominicana de Ascendencia Haitiana”, que busca promover  los   derechos  de personas que no poseen nacionalidad.

Beneco Enecia,  director ejecutivo de CEDESO, al hablar en el acto, dijo que el proyecto tendrá una incidencia directa en 8 comunidades de los distritos municipales de Batey 8, Santa Bárbara, Batey 6 y El Palmar, de la zona cañera  del ingenio Barahona.

El proyecto, que tendrá  una duración de 18 meses, tiene como objetivo identificar dominicanos de ascendencia haitiana inscritos o no en el Registro Civil y que les han vulnerados sus derechos con políticas restrictivas por parte del Estado dominicano.

Además, persigue fortalecer las capacidades e  iniciativas de defensa de diferentes actores para promover el respeto por los derechos de nacionalidad de aquellas personas que nacieron antes del año 2010, regularización migratoria y el debido proceso en caso de deportación de los migrantes haitianos.

Carolina Rodoli, consultora especialista, expresó que otro de los propósitos del proyecto es dar apoyo en los procesos de regularización y registros en las políticas regulatorias, el incremento de las capacidades de los lideres comunitario y beneficiarios para crear mecanismos de incidencia e  incrementar la concientización de los munícipes sobre la situación de los derechos humanos.

Señaló que el referido proyecto consta de un financiamiento de 220 mil dólares aportados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Democracia.

El acto de lanzamiento se realizó en la casa de la Cultura de Tamayo y  contó con la participación de representante de la sociedad civil y la abogada  experta en asuntos legales migratorios, Berenice Anderson.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 23 de junio de 2016