POR VIVIANO DE LEON
TOMADO DEL LISTIN DIARIO

Santo Domingo: El gobierno revisará junto a los ministros y funcionarios, uno por uno, los casos de los empleados contratados, para ver los que califican, debido a que desde las instituciones se está incurriendo en la “mala práctica” de colocar en el renglón de contratos a personas que no han sido  autorizadas desde la Presidencia de la República.

Así lo expresó, el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón peralta, al explicar a Listín Diario el motivo de una circular emanada de ese ministerio y dirigida a las instituciones del Estado, prohibiendo el ingreso de nuevo personal a la nómina de empleados fijos del gobierno, la contratación de personal nuevo y manda que los contratos vigentes concluyan el 31 de julio.

 “Esta decisión se ha tomado porque en el gobierno dominicano hay una mala práctica que tiene que ser corregida, y es que las instituciones contratan personal sin pasar por el proceso normal y de depuración, no solo en Contraloría, porque el contratado va a Contraloría, sino también que todos los empleados públicos tienen que pasar por la Presidencia de la República para ser aprobado”, explicó Peralta.

El funcionario expresa que esa mala práctica hay que romperla, porque muchas instituciones como tienen apropiaciones, cuando la Presidencia le rechaza un nombramiento, entonces colocan a la persona como contratada en violación a normas establecidas.

Dijo que con la medida se busca establecer un mayor orden y disciplina en el Estado, y propiciar que solo aquellas instituciones que lo necesitan puedan tener personal contratado.

“Nosotros veremos caso por caso junto con los ministros, y entonces a los que califiquen para tener un contrato, se les darán sus contratos, pero no una cantidad de gente que está trabajando en el Estado, que tienen muchos años y que se ponen como contratados porque no se les permite desde la Presidencia que entren a la nómina”, agregó Peralta.

Dijo que lo que está haciendo el gobierno es corrigiendo distorsiones que existen en la administración pública, por lo que la disposición debe ser vista como una buena medida, ya que se trata de problemas y malas prácticas que vienen desde el pasado.

“Esto no es de un mes ni dos meses, hay contratados que vienen desde años, de hasta 10 años y se les renueva y renueva el contrato, pero vamos a sincerizar todo y a poner los controles, que no todas las instituciones puedan asumir a su antojo contratar personal sin autorización. Son controles que se están poniendo en la administración pública”, insistió Peralta.

Peralta dijo que eso no significa que todos los contratados serán sacados del gobierno, sino que se revisarán los casos en cada institución y las que no se justifiquen no continuarán.

“Los que tengan un sueldo y estén contratados, bueno, tendrán que dejar uno de los dos, es poniendo orden y control que estamos”, apuntó. 

Comparte esta noticia en las redes sociales :
jueves, 9 de junio de 2016