TOMADO DE ALMOMENTO.NET

SANTO DOMINGO.- Familias menonitas de la comunidad Ranchito, en San Juan de la Maguana, impiden a sus hijos menores todo contacto fuera de su mundo para que no “contaminen” su espiritu con personas ajenas a sus creencias.

Esos niños y jóvenes están condenados a vivir aislados, ya que tampoco interactuan con personas ajenas a sus creencias.

La única opción que tienen es visitar la iglesia y el Colegio Menonita Quisqueya, donde se les inculca la doctrina de su secta con un método de enseñanza que los mismos estudiantes que han salido lo califican como deficiente, porque no les enseñan la historia patria, y en matemáticas aprenden las cuatro operaciones básicas y algunos quebrados.

Personas de Ranchito entrevistados por el periódico Listín Diario expresaron preocupación por las reglas que ha impuesto la Iglesia Menonita Conservadora en su comunidad, ya que se trata de una zona habitada por familias humildes y la única esperanza que tienen es que sus hijos alcancen una carrera universitaria para romper el círculo de pobreza heredado.

El psiquiatra Secundino Palacios consideró que la Procuraduría General de la República y los Ministerios de Educación, Salud y Fuerzas Armadas tienen que intervenir Ranchito y otras comunidades en las que se hayan radicado los menonitas conservadores, porque “a esos niños y jóvenes se les están violando los derechos que por ley les corresponden disfrutar”.

“Esa religión viola casi todos los derechos humanos, viola los derechos de los niños y viola la Constitución dominicana”, expresó.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 6 de junio de 2016