SAN CRISTOBAL.- La procuradora fiscal de aquí es un ejemplo de superación digno de resaltar precisamente en el mes del maestro.

Fruto de la última promoción de la escuela para formación de maestro, Américo Lugo, en San Cristóbal, Diomerys ingresó a impartir docencia en el año 1987, antes había ejercido en algunos puntos de su natal San Cristóbal.

La experiencia que más recuerda la hoy fiscal es haber trabajado en la comunidad de La Plena, lugar de difícil acceso en aquella época, cuando no existía el motochoncho y el parque vehicular era mínimo, comparado con estos tiempos.

Luego laboró en el Instituto Politécnico Loyola, se desempeñó como fiscal del Tribunal Tutelar de Menores, ha realizado tres maestría, en Mediación, Procesal Constitucional, diplomados, innumerables y cursos talleres dentro y fuera del país.

En su gestión la procuradora fiscal del Departamento de Justicia no se han originado escándalos a pesar de manejar grandes casos de repercusión nacional e internacional; entre estos desmantelar un laboratorio para procesar drogas en la comunidad de Sabana Toro.

Autor: Ramón Heredia.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 14 de junio de 2016