ORLANDO, Florida, — Aumentó a 50 muertos, entre ellos el tirador, y 53 heridos por la balacera ocurrida la madrugada de este domingo en un club nocturno gay en Orlando, informó el alcalde de esa ciudad.

Un hombre con un fusil de asalto y una pistola tomó rehenes y disparó a mansalva en un abarrotado club, realizando la matanza antes de ser abatido fatalmente por comandos policiales, informó el alcalde de la ciudad. Es el más mortífero ataque a tiros en la historia de Estados Unidos.

"Hay sangre por doquier", expresó el alcalde Buddy Dyer en conferencia de prensa.

Poco antes, el representante Alan Grayson identificó al agresor como Omar Mateen de Port St. Lucie, Florida, con base en lo que le dijeron fuentes policiales.

El jefe policial John Mina dijo que el atacante también portaba algún tipo de "artefacto sospechoso". Explicó que el individuo se entabló en una balacera con un policía que estaba dentro del club a eso de las 2 de la madrugada y luego se adentró y tomó rehenes.

A eso de las 5 de la mañana las autoridades despacharon un equipo SWAT para rescatar a los rehenes y el agresor murió en una balacera con esos agentes. Mina inicialmente había dicho dijo que la policía no determinó la cifra exacta de muertos, pero que fueron "aproximadamente 20".

El comandante policial Danny Banks dijo en conferencia de prensa que las autoridades indagan la hipótesis de que pudo haberse tratado de un acto de terrorismo interno o internacional, pero también de que el agresor pudo haber actuado por su cuenta. El jefe policial del condado de Orange, Jerry Demings, agregó: "Desde mi punto de vista, esto se trata de un incidente de terrorismo interno".

Comparte esta noticia en las redes sociales :
domingo, 12 de junio de 2016