ESTADOS UNIDOS - Una historia conmovedora se viralizó en las redes sociales y muestra cómo un simple gesto puede cambiar una vida. Casey Fischer, una joven norteamericana, le salvó la vida a un hombre sin saberlo.

Casey es una joven estudiante de New Hampshire que compartió el episodio que le tocó vivir en su cuenta de Facebook y la historia es tan fuerte que está recorriendo el mundo.

Una mañana muy fría, un hombre llamado Chris estaba desesperado, pidiendo limosna: tocaba las ventanillas de los coches e interceptaba a los transeúntes, aunque sin mucho éxito.

"Estaba de pie y miraba los precios. Lo vi contar las monedas para ver si podía comprar algo", contó la joven. Fue entonces que ella decidió invitarlo a desayunar. "Disfrutaba de su café como si no hubiera tomado uno hace años", agregó la propia Casey.

Cuando la joven estaba por marcharse, el hombre la despidió con lágrimas en los ojos y le escribió un breve pero impactante mensaje en un pequeño pedazo de papel: "Hoy iba a suicidarme, pero gracias a ti ya no lo haré. Gracias, eres una persona hermosa", escribió Chris.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 25 de mayo de 2016