Por Rafael Féliz.-

Barahona.- Unas 150 mil tareas cultivadas se pierden por la falta de agua para el regadío en comunidades de la cuenca baja del río Yaque del sur.

Así lo denunciaron los dirigentes de la junta de asociaciones campesinas de Tamayo y Vicente Noble, Carlos Alfredo Torres y Francisco Dotel.

Explicaron que las electro-bombas utilizadas por los agricultores de Canoa, Quita Coraza, El Memizo, Fondo Negro, Jaquimeyes, Palo Alto, El Peñón, Fundación, Cabral, El Cachón, están dañadas desde hace mucho tiempo.

Las plantaciones de plátanos, guineo, yuca, batata, berenjenas, ajíes y otros rubros se están perdiendo al no poder ser irrigadas.

Los productores criticaron que las autoridades del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), no gestionan la reparación de los sistemas de regadío que están fuera de servicios.

Indicaron que una comisión de agricultores se traslado a la capital donde expusieron la situación a las autoridades del INDRHI, pero que no han recibido ningún tipo de respuesta.

Revelaron que en esta parte del país el pulmón económico principal lo constituye la agricultura, pero que han sido abandonados por las autoridades del gobierno.

 Torres y Dotel, advirtieron que los productores agrícolas de toda la cuenca baja del río Yaque del sur, no se quedaran de brazos cruzados hasta que las autoridades resuelvan la problemática de la falta de agua de regadío.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
martes, 3 de mayo de 2016