ZARAGOZA: Un cirujano del Hospital Universitario Miguel Servet, de Zaragoza (Aragón, España), realiza una toracotomía abierta a un joven de unos veinte años salvándolo de una muerte casi segura, informa el diario 'El Mundo'. 

El joven, cuya identidad no ha sido revelada, ingresó en el hospital el pasado 5 de abril con una espada medieval clavada en su pecho, a escasos centímetros del corazón.

La operación ha sido "un éxito total": el cirujano logró sacar el sable ubicado entre el pericardio y el nervio frénico derecho sin llegar a seccionarlo. "El chico está perfectamente. Tiene un retraso mental y es consciente de lo que hizo. Dice que se confundió", cuentan desde el centro. El joven recibió el alta médica a los pocos días y actualmente está siendo tratado en el área de Psiquiatría del Hospital.

Según las informaciones, el joven entró a una tienda de antigüedades del centro de Zaragoza y se clavó la espada medieval "de unos 40 centímetros" en el pecho. Varios agentes de la Policía Nacional lo encontraron tirado en el suelo y desangrándose en medio de la calle. Apuntan a que fue un intento de suicidio.

"Unos centímetros más arriba o a un lado.... y no lo cuenta. Tuvo una increíble suerte", ha declarado una sanitaria al diario aragonés 'Heraldo'. "Le ha tocado la lotería", sentencia.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
viernes, 22 de abril de 2016