Barahona.- Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas, obispo de la Diócesis de Barahona, exhortó a los ciudadanas y ciudadanos a erradicar toda forma de violencia, porque, afirmó a lo único que conduce es a provocar luto, llanto y dolor a la familia.

Romero Cárdenas, se expresó en esos términos al oficiar una misa en acción de gracias en memoria del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo y de la fallecida profesora de la UASD Centro Barahona Alejandrina Luciano Saldaña.

El oficio religioso contó con las principales autoridades académicas del Centro, encabezadas por el Director Príamo Antonio Rivas Batista, el subdirector Manuel Antonio de la Cruz Fernández, la encargada de la UASD Subcentro Neyba, Paula Xiomara Méndez, el pasado director Rafael Antonio Batista Gómez, así como la ex subdirectora Ruth Cuevas, así como profesores, empleados y estudiantes.

El religioso, dijo que Dios rechaza toda forma de violencia, tras resaltar las cualidades que adornaban al malogrado exrector a quien asesinaron hace poco más de un mes en un restaurante de la capital en medio de una discusión por asuntos políticos.
“Mateo Aquino Febrillet era un promotor y un constructor de la paz. Él cae asesinado, precisamente en búsqueda y contribución con la paz”, dijo monseñor ante un salón repleto de quienes compartieron el finado exrector universitario. Una misa fue efectuada la tarde de este viernes en el Auditórium “Dr. Antonio Méndez”.

Director

El Director de la UASD Centro Barahona, Maestro Príamo Antonio Rivas Batista, resaltó las cualidades del malogrado ex rector de la Primada de América, así como de la profesora Luciano Saldaña.

Recordó la vinculación que siempre mantuvo Aquino Febrillet con esta unidad académica, donde se inició como docente e impartió docencia por más de dos décadas.

Se recuerda que el ex rector fue asesinado en medio de una discusión política en el restaurant Lagos del Parque Mirador Sur, ubicado en la avenida Anacaona de la capital, caso por el cual guarda prisión el sindicalista Blas Peralta, imputado como autor material del crimen.

El hecho consternó a la comunidad nacional, sobre todo, a la familia universitaria, especialmente a la UASD Centro Barahona, donde por más de 20 años fue docente y quien a pesar de ocupar la más alta posición de la Primada de América, nunca perdió la vinculación con esta unidad académica.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
sábado, 16 de abril de 2016