Emma E. Pérez Féliz

Barahona.- El gobernador Pedro Peña  Rubio, lamentó hoy el  fallecimiento  del  regidor Luis  Ayala, ocurrida anoche,  en  su residencia,  ubicada  en la calle Víctor  Matos, luego de padecer por varios meses de problemas de  salud.

Peña  Rubio, destacó los  dotes de ser humano de Ayala, quien  gozaba  de un gran  respeto de sociedad barahonera, por su honestidad,  solidaridad y padre  ejemplar.

“Queremos expresar  nuestras  condolencias  a  su  esposa  Altagracia (Gasita) Pérez de  Ayala, a sus  hijos  Andrea, Guillermo, Moisés, Jorge Luis  Ayala Pérez y demás  familiares”, sostuvo.

El representante   del  Poder  Ejecutivo, definió a Ayala, como un  hombre  afable,  de  buen trato y  respetuoso.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
miércoles, 6 de abril de 2016