BANI: Desconocidos asesinaron a balazos en el sector Los Cajuilitos, de aquí, a un hombre que había sido deportado hace dos semanas de Estados Unidos.

Aleuri Báez Lara (Calvito), de 24 años, murió a causa de hemorragia intracraneal provocadas por heridas de bala, según el médico legista Walter López Pimentel, quien examinó el cadaver.

Tras la balacera, Báez Lara fue llevado por vecinos al hospital Nuestra Señora de Regla, donde expiró minutos más tarde.

Los asesinos, quienes se desplazaban en una motocicleta y llevaban el rostro cubierto con pasamontañas, huyeron de la escena.

Báez Lara era hijo de Fernando Báez Arias y Arelis Lara. Su cadáver fue enviado al Instituto Nacional de Patología Forense, en Azua.

Comparte esta noticia en las redes sociales :
lunes, 28 de marzo de 2016